Blogia
Candelario Opina

La Soledad del Montañero (III Parte)

La Soledad del Montañero (III Parte)

Día 25 Lunes después de estar bajando durante toda la noche por fin llegamos a las 10 de la mañana a la Caseta Solvay, comimos unas galletas energéticas el agua se nos acabo hace horas, tenemos el cuerpo deshidratado, a Kike se le han hinchado mucho los labios, seguimos bajando las interminables crestas y algunas pendientes ahora los rapeles son mas cortos de 25 metros, seguimos bajando, en una de estas pendientes mas abajo tuvimos un desprendimiento de rocas por encima de nosotros, estuvimos toda la noche y la mañana para bajar hasta el refugio Hornli, aquí llegamos a las 16 horas, luego fuimos a nuestra tienda comimos unas latas y nos echamos un rato para descansar, nos quedamos dormidos por el cansancio, cuando despertamos eran las nueve de la noche, nos metimos dentro de los sacos y nos echamos a dormir, yo creo que con el cansancio que llevamos acumulado de todos estos días, también la aclimatación de la altura, las mochilas que son mas grandes que las que lleva todos aquí, también se nos hizo de noche y encima se puso a nevar, esto nos retraso mucho en la ruta, hoy los helicópteros llevan un día que no paran de ir y venir pero se les oye lejos.

Día 26 Martes a las ocho de la mañana nos levantamos recogimos todo y fuimos bajando hasta los teleféricos los cuales nos bajaron hasta Zermatt, después cogimos el tren que nos bajo hasta Tasch, desde aquí llamamos a nuestras casas con los teléfonos móviles para decirles que ya habíamos hecho la Cumbre del Cervino y que ya habíamos bajado, nos dieron la peor noticia (la avalancha de nieve del Mont Blanc del Tacul) con los muertos y los desaparecidos, esta ruta era la que nosotros íbamos a haber hecho al principio, pero como nos dieron en la Casa de la montaña de Chamonix el pronostico para aquellos días y era malo, al final cambiamos esta ruta del Mont Blanc y nos fuimos por la otra parte. Fuimos a Tasch al camping donde tenemos el coche, recogimos todo y salimos para España, a las 12 de la noche paramos por Montpellier en una gasolinera de la autopista, dormimos dentro del coche, a las 4,30 horas de la madrugada saltaron las alarmas de dos caravanas, salió bastante gente por allí, algunos coche se fueron y nosotros también, arrancamos y fuimos hasta otra gasolinera 50 kilómetros mas adelante, allí nos echamos otra vez a dormir.

Día 27 Miércoles
nos levantamos a las ocho, desayunamos y seguimos camino por Barcelona y finalmente Béjar, llegamos aquí a las 21,30 de la noche.

Esta expedición a los Alpes nos la hemos costeado solo nosotros dos, nadie nos a dado ningún dinero.

FIN.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Anónimo -

Impresionante la aventura. me gustaría poder hacer a mi algo similar algun día.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres