Blogia
Candelario Opina

Pinceladas de nuestra historia

Pinceladas de nuestra historia

La fama de los chorizos de Candelario viene de antiguo. De hecho, Ramón Bayeu, cuñado de Goya, ya pintó un cartón para un tapiz, «El choricero de Candelario», que se conserva en el Museo del Prado. Por aquel entonces, todo el pueblo se dedicó por entero al cerdo ibérico y existían unas cien fábricas de embutidos.

Con el paso de tiempo, aquellas empresas fueron cerrando, pero la fama de sus embutidos ha llegado hasta nuestros días.

Cuenta la historia, que a principios del siglo XIX, un mozo del municipio salmantino de Candelario acuñó la frase "atar los perros con longaniza", hoy ampliamente conocida y utilizada como sinónimo de abundancia, que en el caso de este pueblo llevó la industria chacinera hasta que cesó su actividad alrededor de 1919.

El origen de este dicho data de principios del siglo XIX, cuando una de las obreras de la fábrica de embutidos de Constantino Rico, conocido como "El tío Rico", cansada de las molestias e incordios que le ocasionaba un perro, decidió atarlo a la pata de un tajo con una ristra de longanizas.

Así lo cuenta Juan Santos Curto, vecino del pueblo y coleccionista desde hace años de todo aquel material que tenga que ver con esta curiosidad.

Este vecino explica que, en ese momento, un chico del pueblo entró en la casa y vio al animal, tras lo que pronunció la frase "en casa de ’El tío Rico’ atan los perros con longaniza", frase que con el tiempo se generalizó y contribuyó a incrementar la fama que ya tenía este empresario chacinero.

La frase da cuenta de la prolífica actividad chacinera que se desarrolló hasta el siglo XIX en Candelario, localidad cuyas fábricas eran proveedoras de la Casa Real y que, según relata Santos, cesaron su actividad a partir del año 1920.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Galibier -

Lo que está en El Escorial es el tapíz a que hace referencia el artículo.

Chibus -

¿En esta pequeña "intahistoria" no está también un cuadro ubicado en el Escorial de una tal Pedro Rico, choricero de Candelario y proveedor del mismísimo Felipe II?...según he habían contado atravesaba su familia la Sierra de Candelario hasta llegar al Escorial y en el camino iban haciendo el embutido...?

Bonitas historias de nuestra Tierra que debemos poner en valor.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres